Pruebas Radiológicas

Resonancia magnética de la pelvis

Resonancia magnética pélvica

Una resonancia magnética de la pelvis es una prueba de imágenes que utiliza una máquina con imanes potentes y ondas de radio para crear imágenes del área entre los huesos de la cadera, en la parte del cuerpo llamada área pélvica.

Las estructuras dentro y cerca de la pelvis incluyen la vejiga, la próstata y otros órganos reproductivos masculinos, órganos reproductivos femeninos, ganglios linfáticos, intestino grueso, intestino delgado y huesos pélvicos.

Resonancia magnética de la pelvis

¿Por qué se realiza una resonancia magnética de la pelvis?

Esta prueba se puede hacer si una mujer tiene alguno de los siguientes signos o síntomas:

  • Sangrado vaginal anormal.
  • Una masa en la pelvis (sentida durante un examen pélvico o vista en otra prueba de imágenes).
  • Fibromas.
  • Una masa pélvica que ocurre durante el embarazo.
  • Endometriosis (generalmente solo se realiza después de una ecografía).
  • Dolor en el área inferior del vientre (región abdominal).
  • Infertilidad inexplicable (generalmente solo se hace después de una ecografía).
  • Dolor pélvico inexplicable (generalmente solo se hace después de una ecografía).

Esta prueba se puede realizar si un hombre tiene alguno de los siguientes signos o síntomas:

  • Bultos o hinchazón en los testículos o el escroto.
Resonancia magnética de la pelvis
  • Testículo no descendido (no se puede ver con ultrasonido).
  • Dolor pélvico o abdominal inferior inexplicable.
  • Problemas inexplicables para orinar, incluidos problemas para comenzar o dejar de orinar.

Se puede realizar una resonancia magnética pélvica tanto en hombres como en mujeres que tengan:

  • Hallazgos anormales en una radiografía de la pelvis.
  • Defectos de nacimiento de las caderas.
  • Lesión o trauma en el área de la cadera.
  • Dolor de cadera inexplicable.
Resonancia magnética de la pelvis

A menudo, también se realiza una resonancia magnética pélvica o resonancia magnética de la pelvis para ver si ciertos tipos de cáncer se han diseminado a otras áreas del cuerpo. Esto se llama puesta en escena. La estadificación ayuda a guiar el tratamiento y el seguimiento futuros. Le da una idea de lo que puede esperar en el futuro. Una resonancia magnética pélvica se puede usar para ayudar a determinar la etapa del cáncer de cuello uterino, útero, vejiga, recto, próstata y testículo.

Resonancia magnética de la pelvis

¿Cómo se realiza la prueba?

Es posible que se le pida al paciente que use una bata de hospital o ropa sin sujetadores de metal. Ciertos tipos de metal pueden causar imágenes inexactas.

El paciente se recuesta boca arriba sobre una mesa estrecha. La mesa se desliza hacia el centro de la máquina de resonancia magnética.

Se pueden colocar pequeños dispositivos, llamados espirales, alrededor del área de la cadera. Estos dispositivos ayudan a enviar y recibir las ondas de radio. También mejoran la calidad de las imágenes. Si se necesitan imágenes de la próstata y el recto, se puede colocar una pequeña bobina en el recto. Esta bobina debe permanecer en su lugar durante unos 30 minutos mientras se toman las imágenes.

Algunos exámenes para la resonancia magnética de la pelvis requieren un tinte especial, llamado medio de contraste. El tinte generalmente se administra antes de la prueba a través de una vena en la mano o el antebrazo. El tinte ayuda al radiólogo a ver ciertas áreas con mayor claridad.

Durante la resonancia magnética, la persona que opera la máquina lo observará desde otra habitación. La prueba suele durar de 30 a 60 minutos, pero puede llevar más tiempo.

Resonancia magnética de la pelvis

¿Cómo prepararse en una resonancia magnética de la pelvis para el examen?

Es posible que se le pida al paciente que no coma ni beba nada durante 4 a 6 horas antes de la exploración.

En caso de que el paciente presente miedo a los espacios cerrados, es posible que se le administre un medicamento para ayudarlo a relajarse y estar menos ansioso. O bien, se puede sugerir una resonancia magnética abierta, en la que la máquina no está tan cerca del cuerpo.

Antes de la prueba, es importante indicarle al equipo médico si tiene antecedente de:

  • Clips de aneurisma cerebral.
  • Válvulas cardíacas artificiales.
  • Desfibrilador cardíaco o marcapasos.
Resonancia magnética de la pelvis
  • Implantes de oído interno (coclear).
  • Enfermedad renal o diálisis (es posible que no pueda recibir contraste).
  • Articulaciones artificiales colocadas recientemente.
  • Stents vasculares.
  • Bombas de dolor.
  • Haber trabajado con láminas de metal en el pasado (es posible que necesite pruebas para verificar si tiene piezas de metal en los ojos).

Debido a que la resonancia magnética contiene imanes potentes, no se permiten objetos metálicos en la habitación con el escáner de resonancia magnética, tales como:

  • Bolígrafos, navajas y anteojos.
  • Se pueden dañar artículos como joyas, relojes, tarjetas de crédito y audífonos.
  • Los alfileres, las horquillas para el cabello, las cremalleras metálicas y otros elementos metálicos similares pueden distorsionar las imágenes.
  • El trabajo dental removible debe retirarse justo antes del escaneo.
Resonancia magnética de la pelvis

¿Cómo se sentirá la prueba?

Una resonancia magnética de la pelvis no causa dolor alguno.

Resultados normales

Un resultado normal significa que el área pélvica aparece normal.

¿Qué significan los resultados anormales?

Los resultados anormales en una mujer pueden deberse a:

  • Adenomatosis del útero.
  • Cáncer de vejiga.
  • Cáncer de cuello uterino.
  • Cáncer colorrectal.
  • Defecto congénito de los órganos reproductores.
  • Cáncer endometrial.
  • Endometriosis.
  • Cáncer de ovarios.
  • Crecimientos ováricos.
  • Problema con la estructura de los órganos reproductivos, como las trompas de Falopio.

Los resultados anormales en un hombre pueden deberse a:

  • Cáncer de vejiga.
  • Cáncer colonrrectal.
  • Cáncer de próstata.
  • Cáncer testicular.

Los resultados anormales tanto en hombres como en mujeres pueden deberse a:

  • Necrosis avascular de la cadera.
  • Defectos de nacimiento de la articulación de la cadera.
  • Tumor óseo.
  • Fractura de cadera.
  • Osteoartritis.
  • Osteomielitis.

Riesgos

La resonancia magnética no utiliza radiación. Hasta la fecha, no se han informado efectos secundarios de los campos magnéticos y las ondas de radio.

El tipo más común de contraste (tinte) que se usa es el gadolinio. es muy seguro Las reacciones alérgicas a la sustancia rara vez ocurren. Pero el gadolinio puede ser dañino para las personas con problemas renales que requieren diálisis. Si tiene problemas renales, informe a su médico antes de la prueba.

Los fuertes campos magnéticos creados durante una resonancia magnética pueden interferir con los marcapasos y otros implantes. Las personas con la mayoría de los marcapasos cardíacos no pueden someterse a una resonancia magnética y no deben ingresar a un área de resonancia magnética. Actualmente se fabrican algunos marcapasos más nuevos que son seguros durante una resonancia magnética.