Pruebas Radiológicas

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?

resonancia magnética a los niños

La resonancia magnética a los niños (RM) es un examen de imágenes médicas que se realiza utilizando el fenómeno de la resonancia magnética. Permite observar, en sección y en 2 o 3 dimensiones, determinados órganos como el cerebro o el corazón, pero también los músculos o la médula espinal. La máquina de resonancia magnética consiste en una cama móvil que se desliza en un túnel estrecho dentro del cual hay un electroimán de gran alcance. Cuando el dispositivo produce una imagen, hace un ruido muy fuerte (equivalente al de un martillo neumático) durante unos minutos.

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
Resonancia magnética a los niños

¿Cómo se realiza una resonancia magnética a los niños?

Antes del examen

El técnico de radiodiagnóstico le da la bienvenida en una cabina con su hijo y le explica lo que va a hacer y por qué.

Usted y su hijo (o cualquier persona que los acompañe) deben quitarse todos los objetos metálicos que lleven puestos: relojes, anillos, pulseras, hebillas, cinturones, zapatos, etc. antes de ingresar a la sala de examen.

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
Resonancia magnética a los niños

En la habitación, el operador de resonancias coloca a su hijo en la cama móvil, en la posición correcta para realizar la resonancia magnética: la mayoría de las veces acostado, posiblemente apoyado con cojines para que esté más cómodo. También se puede sujetar con bandas para que se quede quieto y no se caiga.

El técnico de resonancia magnética a los niños le muestra a su hijo las soluciones para comunicarse durante el examen: un micrófono, altavoces y una campana-timbre, sostenidos en la mano del niño, que puede presionar en caso de un problema. También podemos ofrecerle escuchar música o un cuento en auriculares o usar tapones para los oídos.

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
resonancia magnética resobert

La cama donde está acostado el niño se desliza suavemente para colocar la parte del cuerpo a examinar en medio del túnel.

El manipulador sale de la habitación y se coloca detrás de un cristal.

Durante el examen

Gracias al altavoz, el técnico avisa a tu hijo cada vez que la máquina de resonancia magnética a los niños va a hacer una imagen y por tanto hacer ruido: esto se llama lanzamiento de las secuencias. Esto dura entre uno y cuatro minutos. Es durante este tiempo que su hijo debe permanecer quieto.

Son necesarias varias secuencias intercaladas con un descanso donde el niño pueda decir cómo se siente.

Cuando el radiólogo tiene suficientes imágenes, advierte a su hijo y la cama se desliza fuera del túnel.

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
Resonancia magnética a los niños

Después del examen

Puede unirse a la cabina para recuperar los artículos retirados antes de ingresar a la habitación.

El radiólogo te da los primeros resultados oralmente, a veces explicándotelos en la pantalla. Luego, te entrega el informe, las imágenes seleccionadas y un CD-Rom o te pide un email para mandartelas.

Se escribe una carta y se envía al médico que recetó la resonancia magnética.

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
Resonancia magnética a los niños

¿Cómo es el examen para los más pequeños?

Antes de los 5 o 6 años, el niño es demasiado pequeño para comprender el procedimiento del examen y permanecer inmóvil. Por eso, según los centros de resonancia magnética, el niño se beneficia de:

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
Resonancia magnética a los niños

Ya sea sedación (también llamada premedicación), es decir, está un poco «dormido» gracias a un medicamento (administrado en jarabe, óvulo o inyección) para calmarlo o facilitar que se duerma. En este caso, el niño debe estar en ayunas.

O anestesia general. En este caso, se programa una consulta preanestésica y el anestesiólogo le comunica las instrucciones precisas que debe seguir.

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
Resonancia magnética a los niños

¿Cuánto dura el examen?

La duración del examen es variable: entre 30 minutos y más de una hora.

Pero si cuentas el trayecto, el tiempo de recepción, la espera y una posible inyección de contraste… muchas veces hay que planificar unas horas. Esto requiere una buena planificación, especialmente si tiene otros hijos, ya que no se acepta su presencia en el departamento de radiología.

¿Puedes asistir al examen?

Sí, uno de los padres puede permanecer con su hijo durante toda la resonancia magnética, a excepción de las madres con menos de tres meses de embarazo.

Pero existen contraindicaciones para la presencia en la sala de exploración (válidas también para el niño): cualquier presencia de objeto metálico interno o externo (marcapasos, audífonos, implantes cocleares, ciertos aparatos dentales, válvulas cardíacas, etc.).

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
resonancia magnetica

¿Qué puede ser difícil para su hijo?

Aquí te vamos a indicar que puede ser lo más complicado para su hijo durante el examen:

El entorno

Es fresco en la sala de examen (para el buen funcionamiento de los dispositivos). Si es necesario, podemos ofrecerle a su hijo una manta.

La cama en la que está instalado su hijo se mueve a través de un túnel bastante estrecho, lo que puede ser estresante. Además, al tomar las imágenes, el ruido muy fuerte es desagradable. Para limitar estos inconvenientes y distraer a su hijo, el técnico puede ofrecerle auriculares para escuchar música o cuentos. A veces incluso es posible ver una película.

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
Resonancia magnética a los niños

La obligación de permanecer quieto

Es difícil que un niño no se mueva durante largos minutos, incluso cuando se ha instalado correctamente. Pero es fundamental tener una resonancia magnética de buena calidad (si las imágenes salen borrosas, hay que empezar de nuevo).

Es importante mantener contacto verbal con el niño durante todo el examen para distraerlo o tranquilizarlo. En cualquier caso, puede darse cuenta cuando las cosas van mal: la mayoría de las veces, el manipulador encontrará una solución.

A pesar de la preparación adecuada, sucede que un niño está demasiado agitado para quedarse quieto (este es el caso a veces cuando el niño ha tenido una mala experiencia durante un tratamiento o un examen en el pasado). Por lo tanto, es importante dejar que el niño se recupere, tranquilizarlo y esperar hasta que esté listo para volver a realizar el examen.

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
Resonancia magnética a los niños

El uso de un medio de contraste

Para examinar determinados órganos (por ejemplo, el hígado o los riñones), con veces es necesario utilizar un medio de contraste. Este líquido se inyecta durante el examen y requiere la colocación de un catéter, con mayor frecuencia en el pliegue del codo o en el dorso de la mano.

También puede ofrecerle respirar una mezcla de gases (MEOPA) en una máscara para relajarse y aliviarlo. La mayoría de los equipos de radiología pediátrica están capacitados de esta manera y el médico que prescribe el examen puede orientarlo.

¿Cómo se realiza la resonancia magnética a los niños?
Resonancia magnética a los niños

Las limitaciones específicas de ciertos exámenes

Durante una resonancia magnética a e niños del cerebro, la cabeza se sujeta con una especie de casco. Se adjunta un pequeño espejo en el interior para permitir que el niño mantenga contacto visual con usted durante el examen.

Para una exploración del tracto digestivo, se le puede pedir a su hijo que ayune (es decir, que no coma ni beba durante un período de tiempo antes de la resonancia magnética).

Dr. Enrique Mollá Olmos

Facultativo especialista en Radiología Neurológica en Resobert Clínica Radiológica | + posts

Facultativo especialista en Radiología Neurológica. Especializado en Resonancias Magnéticas de cabeza, Ecografías de mama y Mamografías.

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Literaria de Valencia, Facultad de Medicina. Miembro de las Sociedades Científicas y del S.E.R.A.M. (Sociedad Española de Radiología Médica).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.