Pruebas Radiológicas

Resonancia magnética de columna cervical

columna cervical

La resonancia magnética nuclear (RMN) de la columna cervical es un procedimiento de diagnóstico por imágenes no invasivo e indoloro que crea imágenes detalladas de la columna cervical y los tejidos circundantes mediante ondas de radio y un fuerte campo magnético. La columna cervical es la porción de la columna vertebral que recorre la región del cuello.

¿Por qué se realiza?

Las razones más comunes para esta prueba son:

  • Dolor intenso en el cuello, el hombro o el brazo que no mejora después del tratamiento.
  • Dolor de cuello junto con debilidad en las piernas, entumecimiento u otros síntomas.
  • Dolores de cabeza.
  • Masas o grumos.
resonancia de columna

También se puede realizar una resonancia magnética de la columna cervical para:

  • Defectos de nacimiento o deformidades de la columna cervical.
  • Infección de las vértebras, discos, médula espinal o sus cubiertas (meninges).
  • Lesión o traumatismo en vértebras cervicales, médula o disco.
  • Esclerosis múltiple.
  • Curvatura anormal de la columna vertebral o escoliosis severa.
  • Tumores en las vértebras, la médula espinal, los nervios o los tejidos blandos circundantes.
  • Artritis en la columna vertebral.
  • Cambios degenerativos en la columna cervical.
  • Compresión o inflamación de los nervios de la columna cervical.
  • Estrechamiento del canal espinal (estenosis espinal).
  • Aneurismas.
  • Enfermedad discal y articular. Ambas son causas frecuentes de dolor lumbar intenso y ciática (dolor de espalda que se irradia hacia la parte inferior de la pierna).
  • Otras anomalías óseas, o trastornos de los tejidos blandos o de las articulaciones.
Resonancia magnética de la columna cervical

La resonancia magnética funciona mejor que la tomografía computarizada para diagnosticar estos problemas la mayoría de las veces.

También se puede realizar una resonancia magnética de la columna cervical antes de una cirugía de columna.

Además, existe un tipo de resonancia magnética llamada angiografía por resonancia magnética (ARM), que examina mejor los vasos sanguíneos del cuello.

¿Qué puedo esperar durante una resonancia magnética de la columna cervical?

Le pedirán que se recueste en una cama estrecha que está conectada a la máquina de resonancia magnética. Su cabeza estará sobre un reposacabezas y tus brazos a los costados.

El técnico de resonancia magnética le dará tapones para los oídos para amortiguar los fuertes golpes y golpes que hace la máquina cuando está funcionando. Es posible que tenga la opción de escuchar música durante el escaneo. Esto puede ayudar a relajarse y distraerse del ruido.

Se colocará un marco llamado «espiral» sobre la cabeza y el cuello. La bobina contiene una antena. Ayuda a concentrar la energía de la máquina para que produzca las imágenes más precisas. El técnico de resonancia magnética también colocará un dispositivo de señalización en su mano. Puede usarlo para pedir ayuda mientras se ejecuta la prueba, si lo necesita.

Una vez que esté correctamente posicionado, la mesa se deslizará dentro de la máquina. El técnico de resonancia magnética puede verlo a través de una ventana en una habitación contigua. Le darán actualizaciones periódicas sobre el progreso del escaneo.

Las resonancias magnéticas de la columna cervical suelen tardar entre 30 y 45 minutos. Durante este tiempo, es muy importante que permanezca lo más quieto posible. Las imágenes pueden verse borrosas si se mueve.

¿Qué sucede después de la resonancia magnética de la columna cervical?

Puede regresar a sus actividades de rutina y reanudar su dieta normal inmediatamente después del procedimiento. Si se le proporcionó sedación para ayudarlo a relajarse, es posible que deba esperar hasta que desaparezcan los efectos de la sedación antes de volver a sus actividades de rutina. Un radiólogo o médico capacitado analizará las imágenes y enviará el informe a su médico tratante, quien compartirá los resultados con usted.

¿Qué significan los resultados anormales?

Una resonancia magnética puede ayudar a determinar si sufrió algún daño debido a un accidente o lesión. Su médico también puede ordenar una resonancia magnética para investigar síntomas como:

  • Disco herniado o «desplazado» (radiculopatía cervical).
  • Desgaste anormal de los huesos y cartílagos del cuello (espondilosis cervical).

Los resultados anormales también pueden deberse a:

  • Cambios degenerativos debidos a la edad.
  • Infección ósea (osteomielitis).
  • Inflamación del disco (discitis).
  • Infección de la columna vertebral.
  • Esclerosis múltiple.
  • Lesión o compresión de la médula espinal.
  • Fractura espinal.
  • Tumor espinal.
resonancia

Beneficios de la resonancia magnética de la columna cervical

  • La resonancia magnética es una técnica de imagen no invasiva que no implica la exposición a la radiación.
  • Las imágenes de resonancia magnética de la columna vertebral son más claras y detalladas que las imágenes obtenidas con otros métodos de imagen. La resonancia magnética puede mostrar anomalías, lesiones y enfermedades de la columna cervical que no se pueden ver con otros métodos. La resonancia magnética es el mejor método disponible para visualizar la médula espinal y los nervios.
  • Puede detectar anomalías que podrían quedar ocultas por el hueso con otros métodos de diagnóstico por imágenes.
  • Es menos probable que el material de contraste de gadolinio para resonancia magnética cause una reacción alérgica que los materiales de contraste a base de yodo que se usan para radiografías y tomografías computarizadas.
  • Es muy útil para evaluar las lesiones de la columna cervical. Ayuda a diagnosticar o descartar una compresión aguda de la médula espinal cuando un examen físico muestra debilidad muscular o parálisis. La resonancia magnética es el mejor método disponible para evaluar las lesiones de los ligamentos.
  • Puede detectar cambios sutiles en la columna vertebral que pueden ser un signo temprano de infección o tumor. La resonancia magnética es más sensible que la tomografía computarizada para evaluar tumores, abscesos y otras masas de tejido blando cerca de la médula espinal.
  • La resonancia magnética es el método preferido para evaluar las posibles complicaciones de la cirugía, incluido el sangrado, la cicatrización, la infección y la reaparición de una hernia de disco.

Riesgos de la resonancia magnética de la columna cervical

  • El fuerte campo magnético producido por la resonancia magnética no causa ningún efecto dañino, excepto el mal funcionamiento de los dispositivos implantados que pueden distorsionar las imágenes.
  • Puede haber una reacción alérgica al medio de contraste. Estas reacciones suelen ser leves y se pueden controlar fácilmente con medicamentos.